Principios Fundamentales de la Psicología Comunitaria
La tarea Comunitaria Social es la de desarrollar y generar recursos para la comu
Psicología Comunitaria
Anónimo Viernes 10 de Agosto del año 2007 / 11:45

Principios Fundamentales de la Psicología Comunitaria



La tarea Comunitaria Social es la de desarrollar y generar recursos para la comunidad desde su propia gestión, desde sus propias necesidades, sus propias vivencias y sus actores sociales.

El psicólogo comunitario, en tal virtud, actúa como un igual en su trabajo, de tal manera que el principal lema de su trabajo esté inspirado por la comunidad. 

La recompensa para el verdadero trabajador comunitario vendrá cuando se le invite a trabajar en otros proyectos con problemas científicos más difíciles.

Los principios fundamentales de la Psicología Comunitaria son:

1. Autogestión de los sujetos o comunidades que constituyen su área de estudio, lo que significa que toda transformación se realizará con y sobre todos los individuos involucrados en la relación.

2. El centro de poder o empoderamiento recaerá sobre la comunidad, liberándose de cualquier forma de paternalismo, autoritarismo e intervencionismo.

3. El tercer principio fundamental de la Psicología comunitaria es, la unión entre teoría y práctica para lograr una explicación integradora y una comprensión verdadera de la situación de la comunidad.

Objetivos de la Psicología Comunitaria

  1. Toma de conciencia, de los problemas, de su situación, su identidad y de sus recursos y de su utilización colectiva para resolver problemas comunes.
  2. Desarrollar elementos de tipo motivacional, de tal manera que las personas sean capaces de organizarse en torno a lo que perciban como meta de cambio.
  3. Autogestión, utilizar los recursos de la propia comunidad de forma independiente.
  4. Socialización en el sentido de trabajo organizado.

Estrategias de la Psicología Comunitaria

  1. ducación popular, mediante la toma de conciencia. Trabajando con grupos ya organizados con quienes se negocian determinados objetivos. Su labor principal la
  2. entrega de elementos que faciliten la toma de conciencia.
  3. Salud mental comunitaria, mediante la psicología comunitaria se busca entregar apoyo a los grupos de mayor riesgo que viven situaciones problemáticas. Se asemeja a la psiquiatría comunitaria porque se orienta más a problemas de salud mental.
  4. Actividades productivas, se ligan al objetivo de autogestión, permiten mayor autonomía y poder.
  5. Desarrollo comunitario, vinculando la idea de generar trabajo organizado.

Psicología Comunitaria. Praxis y Teoría

Según Sarason (1974)-La Psicología Comunitaria es una disciplina de aplicación e intervención más que teórica.

Sánchez Vidal (1991) considera que la construcción teórica de los determinantes y correlatos socio-ambientales del trastorno psicológico y las condiciones humanas resultan esenciales y prioritarias. Estas posiciones, supuestamente contradictorias, nos han permitido debatir sobre la relación entre la teoría y la práctica, entre ciencia y profesión.

Esto ha provocado posiciones diversas ante la Psicología Comunitaria; por un lado que se le subestime por considerar que su cuerpo teórico es débil y primitivo; por otro lado que se niegue su existencia actual y sea considerada como un antecedente de la Psicología de la Salud ( Morales, 1999) y para terceros que no la diferencien de la Psicología Clínica e incluso que la incluyan dentro de ésta.

Estas posiciones carecen de validez, por que en la actualidad esta rama no solo ha ampliado su ámbito aplicativo, sino también el teórico-conceptual en gran cantidad de países. 

Para Sánchez Vidal (1991) la Psicología Comunitaria es la ciencia básica que fundamenta la intervención comunitaria por que guía y recoge el resultado de la praxis comunitaria además de investigar las relaciones de las variables y procesos del entorno social y biofísico con el trastorno y el bienestar de los individuos, así como los efectos e interacciones mutuas de individuos y entornos sociales a diversos niveles sistémicos. 

De la misma manera define que las metas de la Psicología Comunitaria son el estudiar seria y sistemáticamente el cambio social y sus efectos psicológicos , haciendo énfasis en áreas y grupos humanos de la comunidad prioritarios como son la edad mayor adulta, la drogadicción, la problemática familiar, la delincuencia, las pandillas, los entornos carcelarios, la marginación urbana, asistencia primaria, Violencia y maltrato infantil, etc. 

También a la Psicología comunitaria se la considera como el resultado de una postura extrema del intervencionismo psicosocial, en donde los psicólogos tienen la responsabilidad social de llevar hasta las últimas consecuencias la aplicación de la Psicología Comunitaria a los contextos sociales en sus dimensiones comunitarias.

Se hace necesario aceptar que la perspectiva empírica de la Psicología Comunitaria ha prevalecido con más fuerza que la teoría, la Psicología Comunitaria es teórico-interventiva y las numerosas experiencias prácticas deben tener funciones propiciatorias para el desarrollo del cuerpo teórico. 
Al respecto Sánchez Vidal considera que dar a conocer los programas e intervenciones comunitarias tienen funciones favorecedoras a la teoría, como: 

Misuti, Castillo y Balaguer (1993) defienden el carácter teórico de la Psicología Comunitaria y la importancia y desarrollo de los modelos aportando una clasificación de los mismos en: 

Sin embargo, estos modelos promueven la interdisciplinariedad, puesto que en su desarrollo intervienen profesionales de diversas ramas, lo que provoca que sean modelos que respondan a mas de una ciencia, lo que hace que la teorización se complique y resulte mas difícil hacer definiciones.

Bloom (1984) y Korchin (1976) aportan criterios teóricos de la psicología Comunitaria que sirven de orientación metodológica, cuando consideran que:

La influencia de la sociedad en el proceso salud-enfermedad desde la perspectiva macrosocial, tanto en sentido negativo(para enfermar) como para generar potencialidades y crear recursos de afrontamiento y resolución con un carácter transformador por parte de las personas, teniendo la comunidad un papel preponderante, por ser el lugar donde tiene la familia su sede, con su papel socializador.

Martínez García(1993) caracteriza la psicología Comunitaria como:

Para Barrón la psicología Comunitaria permite que las fuerzas y sistemas sociales jueguen un papel decisivo en la determinación del comportamiento y conducta humana, tanto adaptativo como desadaptativo, el origen de los problemas se encuentra frecuentemente en los sistemas sociales y en la relación que mantienen con ellos los individuos, aunque obviamente el entorno social también es fuente de recursos y potencialidades. 
Por su parte, Palmorian y Zani (1990) señalan el especial interés de la Psicología Comunitaria hacia los grupos y comunidades mas desfavorecidos y que justamente son los que tienen mayor riesgo de que su ambiente sea peligrosamente perjudicial para ellos.

Montero (1987) así mismo aporta el criterio de que el papel de la Psicología Comunitaria es la autogestión, y permitir que sean los sujetos los que produzcan y controlen los cambios en su medio inmediato.

Esta autora, defiende la posición del psicólogo como un activista social, que puede y debe ayudar a través de los recursos de la Psicología Comunitaria y su método interventivo las grandes desigualdades a la que han estado sometidas las clases sociales pobres: Esta postura, es la única- que al defender el derecho de los desposeídos- justifica el carácter político-ideológico de la Psicología.

De aquello se concluye que las características intrínsecas de la Psicología Comunitaria, son; la comunidad como el espacio de acción y actuación (por que solo en la relaciones interpersonales que se establecen en le grupo social es posible el desarrollo y creación de recursos); la redistribución de roles (donde individuo y profesional participan en la búsqueda y aprendizaje de los requerimientos de una vida saludable) ; y el cambio social.

Amalia Blanco (1988) en " La Psicología Comunitaria ¿Una nueva utopía para finales del siglo XX ¿" refiere que esta definición de utopía puede venir por varios rasgos que la caracterizan, como: 

S. L. Vigostki (1987) quien elaboró la teoría sobre el desarrollo histórico-cultural del los procesos psíquicos del hombre, donde define que la psiquis es una propiedad del hombre como ser corporal, teniendo además un carácter social donde sus particularidades deben buscarse en la historia de la humanidad, en la historia de la sociedad.

Esta teoría contiene principios de la función de la sociedad en la formación sana del hombre, como en la enfermedad.
De la misma manera, la intervención comunitaria se basa en proactividad del ser humano, lo cual responde también al principio básico de la actividad, sus particularidades y funciones en la formación de la psiquis humana o consciencia, teniendo en cuenta que la actividad humana es voluntaria y motivada, lo cual es un principio básico para lograr la participación de las personas en su propia vida en búsqueda de estilos saludables, es decir como sujetos y no como objetos de salud. 

La Psicología Comunitaria al estar en estrecha relación con los conflictos humanos y aportar soluciones grupales en el área de la comunidad, tiene un fuerte contenido práctico y esto ha influido favorablemente en su desarrollo empírico en detrimento de la teoría. Sin embargo esto no significa que no existan aportes en este sentido, sino que los diversos modelos teóricos resultan de las posturas científicas y filosóficas de sus creadores. 
Rappaport (1977) con su modelo de cambio social. Considera a la Psicología Comunitaria como un nuevo paradigma que supera e integra a todos los enfoques anteriores y se dirige al análisis de las diferencias culturales, religiosas étnicas como una perspectiva, algo mas que un conjunto de normas para que la sociedad acepte la relatividad cultural y la diversidad humana, ya que estas diferencias provocan conductas desajustadas en los individuos. 

Es decir que el problema fundamental según Rappaport en el caso de las personas marginadas fue el rechazo a la sociedad o el propio rechazo por la comunidad. Propugna que este enfoque evita que las diferencias entre los individuos sean pintadas como negativas o precisadas de control social, evitando así sufrir sanciones materiales o psicológicas y pretende que el respeto por las diferencias individuales, culturales y sociales conlleve a proveer una red de sistemas sociales que hagan que los recursos de salud, educación y asistencia social estén disponibles para todos los ciudadanos; hace hincapié en lograr el cambio "sin violencia", "sin revolución".

Rappaport enfatiza en el cambio social, por que considera que los paradigmas anteriores han caído en crisis como consecuencia de que los psicólogos se han introducido en el terreno prohibido de los sistemas sociales, interesándose por el cambio y por la política.

Rappaport propone cambios sociales, e incluso se introduce de lleno en el campo de la política, filosofía y la ideología; Para Rappaport la Psicología Comunitaria que pretende ayudar a las personas a tener una vida sana y que necesita de criterios teóricos sólidos que guíen la intervención en problemáticas urgentes que afectan la vida de relación, la familia, el desarrollo sano del psiquismo, como son desde las conductas adictivas, antisociales hasta la necesidad de conocer el buen funcionamiento familiar como la mas importante influencia para el desarrollo equilibrado de las personas en el transcurso de sus vidas. 

La propuesta de Rappaport parte de la necesidad de enfocar la atención de salud hacia las comunidades donde viven determinados grupos sociales que se diferencian del resto por poseer una cultura y sociedad diferentes, debido a su composición étnica y posicionamiento social y que por lo tanto son individuos "desajustados emocionalmente" con respecto al resto de la sociedad en que viven, por lo que se persigue lograr un ajuste, partiendo del respeto a sus diferencias culturales; a través de la intervención comunitaria, la cual puede tener diferentes alternativas elaboradas o seleccionadas por una persona que ejerce la función de enlace y cuya función es provocar y propiciar en la comunidad los cambios necesarios que posibilitan el reajuste necesario, partiendo del criterio de no recibir sentados las soluciones, sino que tienen que convertirse en individuos activos para resolver sus propios problemas sin necesidad de que mejoren sus recursos materiales, sino a través de la reorganización de los servicios, la familia, la iglesia, la escuela, el centro laboral, etc. 
Rappaport, considera que la intervención se debe basar en estrategias a diferentes niveles: centradas en las personas; en los grupos pequeños; en la organización y por último en la institución y en la comunidad.
 


http://www.monografias.com/trabajos16/psicologia-comunitaria/psicologia-comunitaria.shtml#concepto

Participar en el Foro