Antropología Psicológica 4
El estudio de la cognición.
Disciplinas AfinesAntropología
Anónimo Martes 3 de Junio del año 2008 / 17:59
 

El estudio de la cognición.

Años atrás leí en la clase Magistral Houston acerca del "Estatus cognitivo del Símbolo". Mis estudios en ambos campos (psicología cognitiva y antropología simbólica) indicaban que en la literatura psicológica, incluso importantes libros de psicología cognitiva, el término "símbolo" y "cultura" eran infrecuentemente mencionados o totalmente ausentes. Esto es apoyado por una revisión de textos de psicología informado recientemente en el Anthropology Newsletter. De nuestra parte, los antropólogos que escriben acerca del simbolismo parecen desconocer de las raras referencias hechas en los trabajos de psicología cognitiva (Sperber es la excepción conspicua). En general los antropólogos simbólicos y en menor extensión, psicológicos, no parece seguir los trabajos en psicología cognitiva. La antropología cognitiva es excepcional. Tiene contactos y conocimiento extensivos de la psicología académica. La lingüística, la etnosemántica y la antropología cognitiva han hecho importantes contribuciones a la psicología cognitiva en el más amplio campo interdisciplianrio de las ciencias cognitivas. No estoy seguro si esta contribución es reconocida. Hay razones para dudar que los antropólogos cognitivos han tenido un impacto respecto de mis argumentos de que los estudios cognitivos serían más profundos si ellos comprendieran su participación en el desarrollo de una psicología de la cultura.

La antropología cognitiva esta bien ubicada con respecto a los intereses usuales de la psicología que convergen con la antropología, pero su relación con la antropología psicológica es problemática. La cognición es una parte de la psicología, pero algunos antropólogos cognitivos no se identifican con la antropología psicológica, viéndola más bien como un campo separado. La situación quizás tiene un paralelo con la separación que hay entre la lingüística y la antropología cultural. Mi conjetura es que tal como muchos psicólogos lo hacen, identifican a la antropología psicológica con su aspecto clínico y psicoanalítico y se ven a sí mismos como tratando con modelos y métodos más complejos y manipulables. En mi parecer, la antropología psicológica debería ser coextensiva con la psicología. Estrechamos esa extensionalidad al costo de nuestro propio provincialismo y aislamiento. Necesitamos a la antropología cognitiva en la antropología psicológica. Lo que se requiere es el desarrollo de intereses psicológicamente más amplios en ambos subcampos. Pero ser psicológicamente amplio en perspectiva no es suficiente porque la psicología omite mucho a la psicología de la cultura, la que debería ser, creo, uno de sus campos más importantes, un campo en el que debemos tomar la iniciativa.

Toda la antropología cultural estudia la cognición, hasta la extensión que buscamos acerca del contenido de la memoria, los pensamientos, categorizaciones, la resolución o no resolución de problemas. Pero lo que hacemos no va lo suficientemente lejos como para llamar la atención de la psicología cognitiva. Estamos inclinados a parar en formalismos descriptivos o cualquier otra cosa, para entregar un producto que es largamente interpretativo. Podríamos hacer más, en cualquier dominio, para ir más cerca de cómo piensa el nativo de una cultura. En una investigación sobre relaciones de familia, por ejemplo, es posible observar o evocar indicaciones acerca de procesos en marcha. Incluso un formalismo que trabaja, que puede predecir o encajar con el producto de un informante en una forma que es etnosemánticamente revelador, no es, en sí mismo, cognitivo. Puede ser elegante, pero los procesos en marcha pueden comprender, entremezclados, métodos simples con estrategias complejas y considerable redundancia. Hay usos para los procedimientos de evocaciones formales, pero puede ser más importante que extendamos nuestros modos de evocación más profundamente en la cognición -más allá del producto, entrando en el proceso. Podría proveer el material que necesitamos en el estudio de la psicología de la cultura.

Hay áreas en el campo de la ciencia cognitiva en el que podríamos comprometernos. Por mencionar solo una, hay usualmente mucho interés en el estudio de la inteligencia artificial incluyendo las preocupaciones prácticas en el modelamiento del conocimiento experto en varias áreas tales como el diagnóstico médico o la estrategia de inversiones, para ponerlo a disposición de las computadoras, para ayudar o asistir en la toma de decisiones. Parte de lo que podría interesarnos tiene lugar antes que la computadora sea importantemente comprometida --las bases de la experiencia, a menudo intuitiva, debe ser evocadas y analizadas-- por cierto, una tarea etnográfica. Se le da gran importancia a la representación del conocimiento. En nuestras manos esto puede ser una generalización que no necesita que tales representaciones sean confinadas a procesos secundarios de formas proposicionales sin afecto. Yo sostendría, consistentemente con la "tesis de la incompletidad", que la expresión "inteligencia artificial" es una redundancia en términos. La inteligencia humana es siempre artificial, es decir, extendida a través de la cultura con artefactos, lenguaje y procesos evolutivos de metagenia (Schwrtz 1991), incluyendo metacogniciones, donde los pensamientos se abarca a sí mismos y proceden de acuerdo con ello. La antropología claramente tiene un lugar en la ciencia cognitiva.

Fuente: lapaginadelprofe.cl



Participar en el Foro
 1..1 de 1 Opiniones

  1. Oscar » ramonoscarfernandezgmail7:27 Horas, 1/5/2010


    Concido en que la antropologia cognitiva debería ocupar mas relevante en las ciencias cognitivas. También creo que es imposible hablar de conocimiento sin hacer intervención investigativa sobre el nicho. Por ello tambien coincido que es una ciencia de la comlejidad. Estudiar al hombre en su nicho puede proporcionar más conocimiento uqe estudiar al hombre de manera segmentada. NO creo que la inteligencia tenga nada de artificial. Tampoco creo que sea un patrimonio exclusivo del hombre. Toda red logica para proveerse de alimento, guarida y sexo es inteligente, y no necesariamente humano. Si coincido que la IA es un modelo dualista que pretende estudiar la inteligencia eliminando al cuerpo, me parece útil, pero incompleto. No obstante sive para comparar. Y eso no está mal. Las metáforas computacionales empujaron a las ciencias cognitivivas a gran parte de su sitial actual por eliminación. Ahora sabemos que no podemos elinar el cuerpo como acoplamiento estructural, como sitema comlejo, yno


Página [1]
SEO Posicionamiento Web ChileHosting ChileDirectorio de Empresas Chile

Directorio de Empresas Chile