LA ANTROPOLOGÍA DEL CONFLICTO 5
LOS MÉTODOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN OTRAS CULTURAS
Disciplinas AfinesAntropología
Anónimo Martes 3 de Junio del año 2008 / 18:15

 

CONCLUSIONES

El conflicto es un fenómeno natural en el hombre social, pero habría aumentado su acento a partir del momento en que la humanidad comenzó a asentarse, cambiando de vida nómada por el sedentarismo de la villa, los pueblos y ciudades, superando definitivamente el estado de recolectores y cazadores.  A partir de ese momento también aumenta la intensidad y la calidad de las actividades compartidas, lo que da paso al surgimiento de intereses de competencia con mucho más frecuencia que en la vida nómada.  De todo ello se desprende que el estado de conflicto es un proceso natural en la vida social, por lo que vendría a ser un error pretender que no deberían ocurrir conflictos en absoluto en la sociedad.  Lo que debería suceder es comprender la naturaleza del conflicto para resolverlos con mayor beneficio colectivo.

Los conflictos surgen a partir del momento en que dos o más conjuntos de interese comienzan a competir para que uno de ellos se convierta en la alternativa dominante.

La agudización del conflicto en estos términos puede llegar a convertirse en disputa abierta, usualmente traducida en argumentaciones con lógicas discrepantes, pero que no superan el nivel verbal; al aumentar la intensidad en acciones o hechos concretos, se llega a la lucha abierta.  Como el dictum que dice que la guerra es la continuidad de la política por otros  medios, la lucha en la continuidad del conflicto por otros medios.

A través de la investigación antropológica queda en claro que las diferencias envueltas en un conflicto de carácter grupal o social, pueden surgir de dos fuentes claramente establecidas: (a) de los valores y costumbres de los grupos humanos, es decir, de los intereses puestos en juego, y (b) de formas de conductas que se encuentran envueltas en estilo o de personalidades que surgen de las presiones del medioambiente y la cultura.

En el primer caso, los estudios etnológicos muestran que el conflicto puede ser resuelto dentro de una sociedad determinada, sin alterar la naturaleza de ésta e incluso beneficiándola al absorber o reacomodar intereses discrepantes, o bien, el conflicto se resuelve cambiando de alguna forma la naturaleza del grupo, para acomodarlo a la naturaleza de la realidad externa y los factores que sentaron las bases para la existencia del conflicto; en definitiva, corresponde al llamado cambio social.

En el segundo caso, el de la personalidad y cultura, situaciones presentes en el ambiente de un grupo social pueden establecer condiciones que presionen para formar una cultura que propenda a crear personalidades conflictivas frente a ciertos aspectos de las relaciones humanas.  Se trataría de personas que al manifestarse en el nivel grupal o en contacto con otros, va a tender a crear conflictos a partir de su personalidad, sin que pueda evitarlo y la más de las veces sin que siquiera se de cuenta de esta característica de su personalidad.  Situaciones que puede manifestarse en las relaciones de pareja, por ejemplo; por los medios de subsistencia; entre roles y estátuces familiares y de organizaciones; por el control de medios, recursos, poder, del grupo, etc.

En una situación de búsqueda de métodos de resolución de conflictos, esta relación de personalidad – conflicto – cultura es más que nada un fctor a tener en cuenta, ya que por sí misma no ofrece mucha sugerencias para aportes a los métodos de resolución de conflictos, salvo estar atento a la aparición de este tipo de personalidad.  En cambio, en los conflictos de valores y costumbres, queda en claro que en muchas oportunidades estos pueden ser resueltos dentro del grupo humano, con beneficio para su desarrollo, permitiéndole el reacomodo de las situaciones que han creado la situaciones antagónicas.

Si no hay posibilidades de resolución del conflicto dentro del grupo, la solución tendrá que buscarse por el lado del reacomodo del grupo a su contexto mayor, pero aun así, se ve que el conflicto ofrece posibilidades y oportunidades para buscar soluciones a partir de las propias reglas de los actores.

De manera que, por desagradable que resulten los conflictos, por lo que significan en materia emocional o de choque de intereses, es posible encontrar formas, modelos o estilos en que cada grupo humano reserva sus conflictos, porque a juzgar por la información etnográfica, es posible pensar que estar formas existen. Por eso pareciera que un punto interesante de explorar es el de tratar de encontrar o identificar los mecanismos de resolución de conflictos naturales en un grupo establecido.  Incluso se trata de un choque de intereses en las bases mismas de las valorizaciones y costumbres que una la grupo, también en ese caso parece posible encontrar mecanismo para la resolución del conflicto o de valores últimos y trascendentes.  Sin embargo, al buscar mecanismos, estilos o formas de resolución de conflictos, también puede quedar en claro que su origen está en presiones muy fuertes del medio externo al grupo, en este caso habrá que buscar formas de resolución que permitan armonizar los intereses grupales con los del ambiente externo, hasta donde sea posible, aunque eso va a significar un cambio en la naturaleza, composición o fines del grupo.-

Fuente: lapaginadelprofe.cl



Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting ChileDirectorio de Empresas Chile

Directorio de Empresas Chile