Personalidades Psicopáticas
Psicopatías
Psicopatología
Anónimo Martes 14 de Agosto del año 2007 / 17:46

Psicopatías

Dr. Ricardo C. Zuberbühler



Personalidades Psicopáticas

En general, el término psicopatía aparece poco en la literatura. La Asociación Psiquiátrica Americana la llama Trastorno Antisocial de la Personalidad. Y en el DSM—IV se da una descripción detallada de los síntomas que deben aparecer en el individuo para poder incluirlo en el grupo. Martín Kantor las llama del mismo modo y agrega este termino como sinónimo (Psychopathic/Antisocial Personality Disorder).

En su libro de medicina legal, Bonnet dice que constituyen una variedad de la personalidad anormal. Y que mientras no exista un componente que las deforme o destruya, no pueden ser consideradas enfermedades sino un particular "modo de ser y de actuar respecto de sí y de la sociedad". Schneider dice: "Son aquellas personalidades que sufren por su anormalidad o hacen sufrir por ella a la sociedad".

Parecería surgir de esto, que los psicópatas no son enfermos mentales sino personas con desviaciones de la media normal psíquica, que —si bien— habitualmente poseen capacidad de juicio concreto y abstracto de la realidad, son influenciables —en mayor o menor grado— por vivencias externas capaces de modificar su juicio. A diferencia de los neuróticos, que sufren ellos mismos, estos individuos hacen sufrir a los demás.

Encontramos a los psicópatas integrando a menudo grupos cuyas normas y valores difieren de las convicciones éticas vigentes (guerrilla, patotas, etc.). El psicópata, en estos casos, no obra movido por convicciones compartidas por el grupo, sino que usa estas ideologías como instrumentos para lograr sus propios fines.

La Macropsicología, por último define las psicopatías como personalidades constitutivas que se caracterizan por:

  • presentar un cuadro de anestesia afectiva, manifestada principalmente por una falta total de sentimientos de culpa
  • no ser modificable ni con la experiencia ni con el aprendizaje
  • no responder ni al premio ni al castigo
  • ser crónicas e irreversibles

Implicaciones Éticas de esta concepción de Psicopatía

El cuadro que nos adelanta esta definición parecería describir individuos que carecen total o parcialmente de la capacidad, presente en la gran mayoría de las personas, de reconocer las diferencias entre el bien y el mal y entre lo correcto y lo incorrecto. Es decir, entre lo que deben hacer y lo que no deben hacer.

Estos sujetos no sólo no podrían resolver estos problemas tan importantes para la ética, sino que no tendrían ni siquiera posibilidad de —por medio del aprendizaje— llegar a distinguirlos. Y, menos aún, cambiar. Esto nos lleva al concepto de libre albedrío. Si aceptamos que éste es posible como lo hace la Macropsicología, llegamos al de responsabilidad moral. Sin estos dos principios, libre albedrío y responsabilidad moral, la ética normativa no tendría sentido.

La posibilidad lógica de existencia de la capacidad que aparentemente tiene el ser humano de decidir y actuar libremente, corrientemente llamada libre albedrío, es un tema filosófico muy controvertido. Sin embargo, como dijimos, es asumida como cierta por la Macropsicología. Dejaremos, por lo tanto, de lado los argumentos que se esgrimen en pro y en contra de esa posibilidad y, con respecto a esta discusión, seguiremos el criterio de responsabilidad moral que mantiene nuestra disciplina.

El problema de coacción externa lleva implícita la presencia de otros seres humanos o situaciones que forzarían irremediablemente, o al menos, condicionarían en gran medida, al individuo a actuar de una manera determinada. Este tipo de coacción no parece estar involucrada en los mecanismos que intervienen en la toma de decisiones realizadas por un psicópata.

Si existiera, por lo tanto, algún tipo de interferencia en los procesos psíquicos que conducen a la acción en los psicópatas, que no pudiéramos encontrar en los de los individuos que consideramos sanos, éste debería ser, o bien

  • de tipo cognitivo y estar relacionado con premisas básicas erróneas
  • tratarse de alguna forma de coacción interna

Ambos tipos podrían estar presentes, en mayor o menor medida, en los procesos mentales del psicópata.

Las premisas en las que se basan sus acciones son, según Kantor, de dos clases:

"El bien y el mal son abstracciones irrelevantes". El interés propio —muchas veces disfrazado por conveniencia— es su única motivación. En sus decisiones nunca entra ningún tipo de consideración de índole moral.

"Bien y mal son consideraciones válidas y yo siempre tengo razón". Sin repudiar los principios, estas personas, cambian la interpretación de los hechos para adaptarlos a sus necesidades. Para algunos psiquiatras, estos son casos de enfermos psicóticos, cuyos rasgos moderadamente delirantes, les permiten ocultarse a sí mismos, a veces muy eficientemente, el significado e importancia moral de sus motivos y acciones.


De acuerdo con la definición de psicopatía que da la Macropsicología, esta no puede modificarse con la experiencia ni con el aprendizaje. Por esa razón, las premisas erróneas en las que estos individuos basan sus acciones implicarían, no tanto errores conceptuales que podrían ser rectificados con una reeducación adecuada, sino condicionamientos básicos e inmutables que estarían guiando irremediablemente todos sus procesos mentales.

Sin embargo, las decisiones que toman, si bien pueden estar avaladas intelectualmente por razonamientos coherentes basados en premisas que, aunque falsas, ellos consideran —sin el menor asomo de duda— verdaderas, podríamos decir, en general, que son libres y basadas en lo que la Macropsicología llama Conocimiento objetivo.

Los impulsos que ellos sienten y que, en general, invocan como causa al realizar todo tipo de acciones que la mayoría de las personas consideraría censurables podrían, en algunos casos aislados, realmente ser descriptos como una forma de coacción interna que lleva al psicópata a actuar inexorablemente de la manera en que lo hace. Sin embargo —a diferencia de lo que ocurre en las neurosis compulsivas— estos impulsos estarían, además, reforzados intelectualmente por razonamientos que —si bien la mayoría de las personas consideraría aberrantes— para ellos son perfectamente coherentes.

La responsabilidad moral que, sobre sus actos, tienen estos individuos, siempre basándonos en la definición adelantada por la Macropsicología, parecería, como mínimo, ser distinta de la que tienen las personas sanas.

Al menos en este sentido, como dijimos anteriormente, debería considerarse a algunos psicópatas como psicóticos delirantes, en cuyo caso su responsabilidad moral sería mínima. Y a otros, como individuos cuyas ideas, a veces muy confusas y sin ninguna posibilidad de cambio, los convierte en un grupo diferente, que no puede integrarse al conjunto de las personas que consideramos normales.

Descripción general del Área Persona en las Psicopatías

Persona

Los procesos mentales de estos individuos pueden ser —sobre todo en aquellos cuyas premisas básicas no reconocen el bien y el mal— en muchos aspectos correctos e incluso excepcionalmente creativos. Sin embargo, el conocimiento y la evaluación que, de esos procesos, tengan los psicópatas, serán posiblemente regular o malo, ya que si trataran de ahondar demasiado en ellos correrían el riesgo de ver algunas de sus inconsistencias.

Personalidad

El conocimiento que tienen de su personalidad, en general, aunque no siempre, es regular a malo. Por otro lado, prácticamente surge de la definición Macropsicológica de psicopatía que, tanto la evaluación que pudieran hacer de esta, como su posterior instrumentación, son siempre malas.

Cuerpo

Parece poco probable que las características propias de la psicopatía incidieran en forma relevante en el conocimiento, evaluación o instrumentación que el sujeto haga de su cuerpo.

Contexto

Con respecto al contexto, dejando de lado —en algunos casos— su familia más cercana, podría considerárselo como el coto de caza privado del psicópata. Lo conocen bien, saben cuales son sus puntos fuertes, así como sus flaquezas y aprovechan estos conocimientos para explotarlo al máximo. La evaluación que hacen del mismo es casi siempre incompleta, por que, como sabemos, a estos individuos no les interesan los sentimientos, necesidades y motivaciones de los demás, mientras estas no estén relacionadas con sus propios intereses. Por otro lado, es común que sobreestimen sus posibilidades de impunidad.

La instrumentación que posteriormente hacen de este conocimiento y evaluación está dirigida exclusivamente a satisfacer sus propios deseos y necesidades y desde ese punto de vista es coherente. Podemos clasificarla como buena para el sujeto y mala para el contexto.

Adecuación a Normas

Por último, la adecuación a normas del psicópata es nula ya que éstas —para él— o bien no existen o, de existir, no le serían aplicables.

Área Persona en las psicopatías

Áreas Persona Personalidad Cuerpo Contexto
Conocimiento R o M R o M ? B
Evaluación R o M R o M ? ?
Instrumentación R o M R o M ? ?
Adecuación a Normas: M


Implicaciones legales de esta concepción de psicopatía.

Desde el punto de vista legal, las especulaciones que pudiesen hacerse sobre las probabilidades de que, en el momento de realizar cualquier tipo de acción, el psicópata fuera responsable o no de sus actos, tendrían sentido solamente si estas se refirieran específicamente a acciones ilegales.

Para determinar su responsabilidad legal debemos, en ese caso, tener en cuenta que

  • en general estos sujetos son capaces de tomar decisiones libremente, basadas en un conocimiento objetivo de la situación.
  • saben muy bien que tanto ellos, como el resto de las personas que la componen, viven en una sociedad cuyas leyes —buenas o malas— obligan a todos por igual.

Esto hace que, a diferencia de lo que ocurre con las consideraciones de tipo ético, las premisas en las que podrían basar sus razonamientos no estén ya relacionadas de ninguna manera con su escala privada de valores, sino con las leyes vigentes en la comunidad, que —como dijimos— pueden cumplir exactamente igual que las personas a las que llamamos sanas.

Las consideraciones anteriores nos lleva a la conclusión de que, fuera de los casos en que la psicopatía estuviera complicada por una psicosis, estos individuos son legalmente tan responsables de sus actos como las personas sanas.

Comentarios finales

Todas las consideraciones hechas anteriormente se refieren a los casos extremos descriptos en la definición de psicopatía que propugna la Macropsicología. Sin embargo, como pasa en casi todas las situaciones referidas a seres humanos, estos casos son sólo una minoría.

La gran mayoría de los casos la encontramos distribuida dentro de las zonas grises de la mente, donde las ideas de base no son tan fijas, las motivaciones no son tan claras y las acciones resultantes de estas, nunca están tan condicionadas por factores sobre los que el individuo no tiene ningún control. Dejando de lado los ejercicios intelectuales que pudiéramos realizar dentro de los estrechos límites que nos deja una definición, podríamos pensar que  para poder hacer evaluaciones éticas razonables y sacar conclusiones realistas sobre casos puntuales, sería imprescindible considerar siempre cada uno en forma particular. Y después asignarle —con justicia y dentro de esta gradualidad inherente a la condición humana—, la responsabilidad que pueda tener cada sujeto por éstas acciones.

Con respecto a las consideraciones legales que pudieran hacerse, estas dependerán casi exclusivamente de la interpretación particular que haga de la ley el magistrado encargado de cada caso. Sin embargo, podríamos decir sin muchas posibilidades de equivocarnos que también aquí encontraremos zonas grises donde, ni siquiera en el plano teórico, puedan existir recetas de aplicación generalizada. De todas maneras, las dudas legales que los distintos casos puedan presentar siempre serán mucho menores que las éticas, ya que para resolver estas últimas es imprescindible tomar muy en cuenta además la escala de valores de cada individuo, cuya importancia para las primeras es marginal.

->

© Copyright 1999 - Dr. Ricardo C. Zuberbühler

Todos los derechos reservados.



Participar en el Foro
SEO Posicionamiento Web ChileHosting ChileDirectorio de Empresas Chile

Directorio de Empresas Chile