John Bowlby y la teoría del apego
Monotropía: primeros seis meses de vida del niño
Historia de la PsicologíaEspaña
TOM Domingo 16 de Agosto del año 2009 / 0:51


Biografía:

John Bowlby nació el 26 de febrero 1907 en Londres, murió el 2 de septiembre de 1990. Fue un psicoanalista inglés, notable por su interés en el desarrollo infantil y sus trabajos pioneros en la teoría del apego. Perteneció a una familia de clase media alta, donde ocupó el cuarto puesto de seis hijos, siendo criado por una niñera acorde a la moda tradicional británica de la época. Su padre fué Sir Anthony Bowlby, un cirujano de la Casa Real que sufrió una trágica historia personal; perdió a su padre de forma prematura, mientras servía como "corresponsal" en la guerra anglo-china del opio. John fué un niño bastante desatendido durante la infancia, pues tan sólo veía a su madre una hora al día después de la "hora del té". Ello se debía a que la aristocracia británica, consideraba que la atención parental excesiva resultaba contraproducente para los niños. La situación se agravaría para Bowlby a los cuatro años, cuando su niñera (su principal cuidadora), se fué de la familia. Aquella separación le marcó profundamente, representando para él " algo tan trágico como la pérdida de la propia madre". Al cumplir los siete años, John fue internado en un colegio mayor conforme a los cánones educativos de su condición social. Bajo éstas circunstancias y en relación al acúmulo de vivencias de separación traumática precoces que vivenció, es lógico comprender el porqué de sus posteriores estudios, centrados en la ansiedad y angustia inherentes a cualquier separación, en concordancia con los recuerdos desagradabes de aquel tiempo. Paradójicamente, lejos de destruirle, aquellas experiencias le dotaron de una inusual sensibilidad al sufrimiento infantil, que le acompañó durante el resto de su vida.

J.Bowlby, inició su carrera intelectual en el Trinity College de la Universidad de Cambridge, donde completó los estudios de  psicología y ciencias preclínicas, recibiendo varios galardones por su dedicación y esfuerzo. Tras su paso por allí, completó su formación con la realización de varios estudios sobre menores socialmente desadaptados y delincuentes comúnes. A los 22 años, se matriculó en el Hospital Escuela Universitaria de Londres, graduándose en Medicina y Cirugía cinco años después. Durante ésta etapa, perfeccionó sus conocimientos sobre psicoanálisis y en 1937, comenzó a trabajar como psiquiátra de adultos en el Hospital Maudsley de Londres, siendo en ésta prestigiosa institución donde adquirió el título de psicoanalista. En 1938, recibió el cargo de presidente del Trinity College y con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, fué reclutado para el frente como teniente coronel en la RAMC. En los años de postguerra, se incorporó a la vida civil como Director de la Clínica Tavistock en 1950, trabajando como consultor de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (WHO). Durante éstos prolíferos años, elaboró varios estudios centrados en la comprensión del desarrollo infantil y realizó ensayos sobre los patrones de interacción familiar, tanto del desarrollo nomal como el patológico. Elaboró una compleja teoría del apego, describiendo incluso, la trasmisión transgeneracional de las fórmulas de apego. Sus ideas sobre las características específicas del vínculo fueron tan acertadas, que han resistido el paso del tiempo y aún resultan vigentes en nuestros días.

John Bowlby falleció el 2 de septiembre de 1990 en su casa veraniega de la Isla de Skye, Escocia. Estaba casado con Ursula Longstaff desde el 6 de abril de 1938. Tenía cuatro hijos, de los cuales, fué su hijo Richard Bowlby, quien continuó su labor, manteniendo activo el interés por los trabajos de su padre.

Algunas de sus obras más destacadas son:


    * Bowlby J [1950] (1995). Maternal Care and Mental Health, 2ª ed., Northvale, NJ; London: Jason Aronson. [Geneva, World Health Organization, Monograph series no. 3].

    * Bowlby J [1965] (1976). Fry M (abridged & ed.): Child Care and the Growth of Love (Report, World Health Organisation, 1953 (above)), Ainsworth MD (2 add. ch.), 2ª ed., London: Penguin Books. ISBN 0-14-013458-1.

    * Bowlby J [1969] (1999). Attachment, 2ª ed., New York: Basic Books. LCCN 00266879; NLM 8412414.

    * Bowlby J (1973). Separation: Anxiety & Anger. London: Hogarth Press. ISBN 0-7126-6621-4 (pbk).

    * Bowlby J (1980). Loss: Sadness & Depression. London: Hogarth Press. ISBN 0-465-04238-4 (pbk).

    * Bowlby J (1988). A Secure Base: Parent-Child Attachment and Healthy Human Development. London: Routledge. ISBN 0-422-62230-3 (pbk).

    * Bretherton I (Sep de 1992). "The origins of attachment theory: John Bowlby and Mary Ainsworth". Developmental Psychology 28 (5): 759-775.
    * Holmes J (1993). John Bowlby and Attachment Theory. London; New York: Routledge. ISBN 0-415-07730-3 (pbk).

    * Van Dijken S (1998). John Bowlby: His Early Life: A Biographical Journey into the Roots of Attachment Theory. London; New York: Free Association Books. ISBN 1-85343-393-4 (pbk).

    * Van Dijken S, Van der Veer R; Van IJzendoorn MH; Kuipers HJ (Summer 1998). "Bowlby before Bowlby: The sources of an intellectual departure in psychoanalysis and psychology". Journal of the History of the Behavioural Sciences 34 (3): 247-269. DOI:<247::AID-JHBS2>3.0.CO;2-N 10.1002/(SICI)1520-6696(199822)34:3<247::AID-JHBS2>3.0.CO;2-N. Consultado el 2007-09-01.

    * Mayhew B (Nov de 2006). "Between love and aggression: The politics of John Bowlby". History of the Human Sciences 19 (4): 19-35. DOI:10.1177/0952695106069666.

    * Van der Horst FCP, van der Veer R; van Ijzendoorn MH (19 Mar 2007). "John Bowlby and ethology: An annotated interview with Robert Hinde" (Epub ahead of print). Attachment & Human Development. DOI:10.1080/14616730601149809. Consultado el 2007-09-01.


Sus principales aportaciones teóricas: la "Teoría del Apego".

La consolidación y el desarrollo de las ideas de Bowlby respecto al apego, adquirieron forma hacia 1951 en una obra titulada "Cuidado Maternal y Salud Mental" . En éste tratado, el autor exponía con precisión una teoría revolucionaria para la época, centrada en la la necesidad de cuidados maternos que requiere todo niño para la perfecta armonía del desarrollo psicomotor. Bowlby, recurre al mecanismo del "imprinting" descrito en biología por Konrad Lorenz, para tras redenominarlo "monotropía", aludir al elemento esencial por el que el infante desarrolla un firme apego o unión a la madre dentro de los primeros seis meses de vida. Ya sea el imprintig o la monotropía, la solidez del vínculo madre-hijo resultará crucial para el desarrollo psicomotor sano, toda vez que su ruptura será la responsable de serias consecuencias psicológicas para el infante. Aunque en su momento, éste trabajo obtuvo enorme resonancia social en parte debido  a que gozó de gran atractivo popular, resultó controvertido y fué muy criticado en ámbitos profesionales, sobre todo porque contravenía los métodos educacionales convencionales de la época. De cualquier forma, el mecanismo de la monotropía en la obra de Bowlby, representa el eje central de su teoría, un concepto que argumentó con el telón de fondo de una conceptualización más amplia y global, al ser planteada como una estrategia evolutiva de supervivencia del ser humano, establecida de forma innata con el fín de proteger al niño de los depredadores naturales.

Para Bowlby, el establecimiento de un vínculo firme entre la madre y el hijo, resultará a la postre la clave para el establecimiento del sentimiento de seguridad básico que necesita todo ser humano para progresar ante la adversidad de la vida adulta. En cierto modo, éste sentimiento de seguridad no constituirá una condición natural per se, sino más bien se trata de un camino alternativo potencial del desarrollo que podrá ser recorrido o no. Ésta idea, será ampliamente documentada en otros escritos ulteriores como “psicopatología del desarrollo”, donde en sus propias palabras referirá que "la personalidad se mueve a lo largo de senderos que se bifurcan en dirección a la seguridad o la inseguridad". Esta visión de la psicopatología, se enmarca en el contexto de un modelo determinista lineal, que presupone un recorrido predeterminado y preconcebido para el devenir del ser humano. En cierto modo, el modelo propuesto por Bowlby contraviene las hasta entonces incuestionables ideas de Freud en lo referente a la progresión a través de las fases de la  evolución de la libido (etapa “oral”, “anal” y luego “genital”) que aunque son también otro ejemplo de linealidad, contienen un matiz de corte más endogeneicista. Ello se debe a que en Bowlby en contraste con Freud, la psicopatología del desarrollo del individuo queda sujeta a una interacción permanente con el ambiente. Su visión de la psicopatología, invade de lleno en consecuencia, el movedizo terreno de la intersubjetividad, cuya construcción se establece desde los primeros años de la vida, por la interacción mutua del binomio madre-hijo. En éste sentido, una madre o cuidadora podrá satisfacer al bebé siendo sensible y empática a sus señales de apego o por el contrario mostrarse insensible o distante. En el primer caso, la madre actúa colaborando a la construcción del sentimiento de seguridad del niño; en el caso opuesto, la acción materna socava tal sentimiento, dando lugar a un camino alternativo de su desarrollo, caracterizado por fórmulas de apego ansioso o inseguro (Bowlby, 1973), cuya consecuencia principal será la edificación de un falso-self en el sentido de Winnicott (Bowlby, 1988). El dearrollo del infante en ésta última secuencia, dará lugar a formas patológicas de narcisismo (Bowlby, 1988), caracterizadas por una incrementada sexualidad autoerótica (Bowlby, 1973) y diversas construcciones alternativas dominadas por la frustración del deseo de apego. 


Con el paso del tamiz del tiempo, muchas de las viejas teorías explicativas del desarrollo afectivo infantil propuestas por Bowlby, han sido reconsideradas y aceptadas con diversas matizaciones teóricas, validadas por pensadores de renombre de la talla de M. Hofer (1995), Morris Eagle (1995) o Fonagy  (2001). Todos ellos han confluido en admitir que el sentimiento de seguridad del ser humano se inicia en el periodo preverbal de la existencia. Én ésta fase primigenia, la seguridad lleva implicita la asociación de la satisfacción a experiencias placenteras básicas entre las que se incluyen la provisión de alimentación, afecto y en última instancia, de protección física y mental. En ésta misma linea, han sido concluyentes gran parte de las aseveraciones de Mary Ainsworth, que han ratificado recientemente la convergencia del apego seguro, con el contacto físico materno-filial continuado, a través del contacto con los brazos del seno de una madre  cariñosa (base segura). El vínculo seguro implicará el establecimiento de un sentimiento de seguridad, mientras que las disrupciones significativas tempranas, producirán inseguridad, tensión y angustia. Un ejemplo de ésto, lo constituyen estudios realizados con niños rumanos que pasaron largo tiempo separados de sus padres institucionalizados en orfanatos. Se observó, que éstos niños desarrollaban conductas más temerosas y con mayor nivel de ansiedad anticipatoria, que guardaba un elevado correlato con alteraciones biológicas en los niveles de cortisol endógeno (“hormona del estrés"). No cabe duda en éste sentido, que el sufrimiento inherente a la separación e inseguridad consiguiente respecto a las figuras de apego (Fonagy, 2001) guardan un elevado paralelismo con la génesis de éste mecanismo disfuncional. En resumen y recurriendo a las palabras de Bowlby, "los modelos sobre las figuras de apego y sobre el sí mismo, gobernarán los deseos, expectativas, miedos, seguridades e inseguridades de un sujeto" (Bowlby, 1988). Ésta idea, confirmada en gran medida a posteriori por la progresiva evidencia científica, enlazaba con acierto con la visión predeterminista que Freud tenía respecto a la construcción del psiquismo humano y su invaribilidad en la vida adulta; “Cuando uno ha sido el predilecto indiscutido de la madre, conservará toda la vida ese sentimiento de conquistador, esa confianza en el éxito que no pocas veces lo atraen de verdad”.(Freud, 1917, p. 150).                       

Lo cierto es que para Bowlby, el sentimiento de seguridad básica que se establece en la edad infantil resultará decisivo en las ulteriores separaciones que acontecerán de forma inevitable durante la madurez. De hecho, en su libro “La separación afectiva” (1973), el autor reincide con éxito sobre la circustancia accidental, de que las personas con alto grado de confianza y seguridad en sí mismas (self-reliance), también pueden experimentar angustia o depresión severas como consecuencia de las embestidas de la vida. Sin embargo, el sentimiento irracional de seguridad básica que les acompaña desde la infancia, ha fraguado con éxito en ellos gracias al establecimiento de un vínculo seguro con la madre, alentándoles en los malos momentos, para afrontarlos con entereza, sin derrumbarse e incluso, albergando la esperanza de poder solucionarlos. El niño con confianza y seguridad interior habrá incorporado para entonces, resilientes “recursos internos”, que le permitirán hacer frente a las adversidades. Cuando la amenaza de la separación lo angustie o lo deprima, recurrirá a su memoria impregnada de recuerdos de apego seguro y de representaciones positivas sobre si mismo y los otros (modelos representacionales), para reconstruir representaciones actualizadas, más prácticas y eficaces, artísticas o creativas, que recrearán novedosas salidas de la dificultad. En éste sentido, la influencia de una relación materna / paterna empática, resultará decisiva a largo plazo, al permitirles resurgir desde una base segura, desde la que afrontar en las mejores condiciones posibles, las inevitables adversidades implicitas a la circustancia de existir. 


Frases Célebres:

"El sentimiento de seguridad no es una condición natural sino un camino potencial de desarrollo, que puede o no ser recorrido".

“…a menos que el terapeuta pueda capacitar a su paciente para sentir algún grado de seguridad, la terapia no puede empezar siquiera”. 

"La personalidad se mueve a lo largo de senderos que se bifurcan en dirección de la seguridad o de la inseguridad".

"los modelos  sobre las figuras de apego y sobre el sí  mismo gobernarán los deseos, expectativas, miedos, seguridades e inseguridades de un sujeto".

Internet:

http://es.wikipedia.org/wiki/John_Bowlby

http://anacliticas.blogspot.com/2007/11/teora-del-apego-john-bowlby.html

http://books.google.es/books?id=PcoWWTz27r0C&dq=bowlby&printsec=frontcover&source=bl&ots=BIs_zp2-1I&sig=bJX2CRj_hd1hNgIyq27AOJC_DgA&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=6&ct=result

http://www.psicofisiologia.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=231&Itemid=53


TOM
http://www.psiquiatriaypsicologia.com/biografias-y-citas/psicoanalisis/2123-qjohn-bowlby-y-la-teoria-del-apegoq.html

Participar en el Foro